Salud de las mujeres y prevención de violencia intrafamiliar

La falta de ofertas de servicios y educación en temas de salud, y sobre todo en relacion con la salud sexual y la salud reproductiva, impactan de manera persistente en el estado de salud de las mujeres y en el ejercicio de sus derechos. Además, la “individualización” de la salud, donde el enfoque está puesto exclusivamente en el tratamiento de enfermedades, obstaculiza el desarrollo de iniciativas de prevención. Un proyecto de los Johanniter junto con la Federación de Mujeres de Sucumbíos (FMS) ayuda a brindar acceso permanente a servicios de previsión y atención médica adecuada, también con el fin de mejorar la participación de mujeres marginalizadas de la provincia de Sucumbíos en la vida social y politica.   

El proyecto fue elaborado sobre todo para las mujeres marginalizadas y sus familiares de zonas rurales y municipios urbanos de la provincia de Sucumbíos. Las medidas que se están ejecutando, benefician a 32.470 personas y 3.200 familiares de las mujeres beneficiadas como hijos y cónyuges. En el centro de las actividades está la capacitación de mujeres para mejorar el cuidado de su propia salud y de la comunidad y exigir de los diferentes servicios de salud pública una atención oportuna. Se desarrolla una campaña de diagnósticos preventivos para las mujeres y su incorporación al sistema de salud pública para que puedan recibir el tratamiento y atención oportunos a las patologías detectadas. Esto se alcanza con una mayor participación y empoderamiento de las mujeres en la definición, implementación y monitoreo de acciones políticas a nivel comunitario que determinan significativamente la salud, la calidad de vida y el bienestar de las mujeres. Como apoyo a este proceso, el objetivo es consolidar un espacio de participación, incidencia y control social por parte las mujeres organizadas en alianza con otras organizaciones y sectores de la sociedad civil. Ahí se elaboran Informes y se plantean propuestas políticas o normas con énfasis en el ámbito de salud.
 

Generando propuestas de salud

Al menos 800 mujeres están siendo informadas y sensibilizadas sobre la situación de la salud en la provincia y toman conciencia de la importancia del autocuidado. Las organizaciones de mujeres han incorporado actividades como danza terapia, deporte y caminatas quefortalecen esta línea. 664 mujeres han sido parte de un diagnóstico preventivo para examinar desde la biometría hemática, glucosa, copro parasitario, VIH, papanicolao, mamografiadesintometria hasta consulta medicina general y consulta ginecostétrica. Los casos identificados de prioridad alta o de atención urgente fueron acompañados de cerca por el proyecto y derivados al sistema de salud pública.

Más de 800 mujeres de la zona rural y urbana marginal de siete cantones han recibido información y capacitación permanente para mejorar su salud  y contribuir a generar propuestas de salud para sus comunidades. Además se realizaron jornadas médicas que abarcan a todas las organizaciones de mujeres de la provincia y los cuales se realizan de forma permantente dos veces al mes. En las jornadas, las mujeres reciben atención primaria en salud, charlas en prevención de salud, servicios psicológicos y de consejería, planificación familiar,  entrega de métodos anticonceptivos,  exámenes  optómetricos y de odontodología. Esas jornadas médicas también sirven como espacios donde las mujeres pueden participaren la contrucción de los planes comunitarios en salud.
En cinco comunidades las organizaciones de mujeres han construidos de forma participativa propios planes comunitarios para mejorar su acceso a la salud y de sus familias. También se ha motivado y capacitado a las mujeres sobre los beneficios de afiliarse al Seguro Campesino. Ellas recibieron información sobre la red de seguros públicos disponibles en la provincia (IESS, ISPA, ISPOL) como opción de seguro de salud. Esta información ha alcanzado al 100% de las mujeres que están participando en el proyecto.

Atención para mujeres víctimas de violencia

Reunión con el gobernador de Sucumbíos: Mediante un observatorio creado por la FMS y otras organizaciones, se exijen mejores condiciones para las mujeres y la sociedad. Foto: Johanniter

13 promotoras están en proceso de formación para brindar asesoria y servicio psicosocial a mujeres con embarazos no deseados como por violación, embarazo infantil o incesto. Ellas enseñan un manejo seguro de métodos de anticoncepción de emergencia, apoyo contingente o básico en transtornos psicológicos derivados de violencia sexual y reproductiva. Los casos más severos son derivados a las rutas de atención profesional psicológica y/o médica. La metodología de formación y acompañamiento para atención y asesoría a mujeres víctimas de violencia, se ha aplicado con éxito en establecimientos educativos en Sucumbíos. 229 niñas, niños y adolescentes  en situación de riesgo participaron en ella.

Desde el proyecto se apoya el funcionamiento de la Casa de Acogida (alimentación, salud y movilización) en la que se han acogido y atendido a 150 personas, tanto mujeres víctimas de violencia intrafamiliar de género (VIFG), como a y sus hijas e hijos. De igual forma se fortalece el programa de atención externa de la FMS que ha brindado 2.184 atenciones a nivel social, psicológico y jurídico a  víctimas de VIFG.

Para mejorar sustancialmente la situación de las mujeres a nivel de salud y frente a la violencia, se ha creado un observatorio permanente de políticas públicas, liderado por la FMS y con la participación de ocho organizaciones de la sociedad civil. El observatorio impulsa a través de la incidencia política y el control social acciones de las organizaciones de mujeres para que los gobiernos locales inviertan progresivamente recursos públicos dirigido sus necesidades.

Bündnispartner der Johanniter: Aktion Deutschland hilft, Gemeinsam für Afrika, VENRO und DZI

Your contact person Sibylle Auer

Lützowstr. 94
10785 Berlin